«¿ITIL? No, gracias»

Hace poco dimos un curso de introducción a ITIL mediante la simulación de negocio en una administración pública. Un par de días antes hablo con el cliente que nos contrató y me transmite: “… en realidad la motivación de la gente para hacer el curso es muy baja… y ya sabes, funcionarios, esto de hacerles ir cuatro tardes no les ha sentado muy bien… están muy saturados, y no creen en esto…” Mmmm, gracias por avisar. En serio, ojalá todos los clientes fueran tan sinceros.

Así que le dimos una vuelta a todo el contenido del curso, nada de Power Point ni de proyector (salvo para mostrarles 2 ó 3 vídeos irónicos sobre el mundo TI), y todavía máslearning by doing del habitual. Cuando el objetivo es conseguir una certificación oficial hay que ser más estricto con la teoría, pero en este caso pudimos permitirnos basar todo el curso en la simulación Control-IT,  juegos, preguntas y discusiones.  Que aprendan, le pierdan el miedo a ITIL, y compartan con los demás los puntos negrosque perciben en el departamento.

La experiencia fue interesante. Al final prácticamente nos faltó tiempo para las discusiones generadas, la gente pudo exponer en voz alta sus preocupaciones sobre el estado actual de su departamento, y los principales obstáculos que veían para la mejora – como siempre, restricciones humanas más que técnicas. Probablemente con 3-4 cambios sencillos podrían obtener bastantes mejoras, la famosa regla del 80/20. Ahora sólo falta que pongan manos a la obra.