Taller «Como un business game puede mejorar tu propuesta de valor» en Barcelona

Días atrás reunimos a un nutrido grupo de profesionales, en su mayoría consultores, para que experimentaran en sus carnes la dinámica creada alrededor de la simulación de negocio Bridge IT. El objetivo de la sesión era que los participantes probaran de primera mano la simulación Bridge IT, para valorar su uso y aplicabilidad en sus respectivos programas formativos o procesos de consultoría.

learning by doingDespués de una pincelada introductoria al juego y una vez repartidos los roles que asumiría cada uno, se realizaron un par de rondas del juego para que los participantes comprobaran sus funcionalidades, de forma que pudieran encontrar la mejor manera de adaptar la dinámica a su propio negocio. Los participantes, asumieron el papel de propietario de un parque de atracciones, de gerente, de integrante del equipo de innovación, de banquero, de proveedor, etc. y se pusieron en marcha para conseguir entre todos llevar a cabo un importante proyecto: crear y hacer rentable un parque de atracciones.  Entre planes de marketing, construcciones de columpios y norias, instalaciones eléctricas y arranque de las atracciones, llegamos al final de la jornada, en el que hicimos un breve resumen de lo ocurrido y hablamos sobre la posible traslación de la dinámica vivida a los proyectos formativos y de consultoría de los participantes. En conclusión: una jornada divertida y fructífera, tanto para organizadores como para participantes.

IT y negocio… ¡hablando!

A pesar de la nevada, estuvimos ayer en Pamplona realizando una sesión de “A Heart Effort” en AMMA, empresa en fuerte crecimiento que gestiona centros gerontológicos en toda España.

La orientación del juego se enfocó a salvar el famoso “gap” entre IT y el negocio, por lo que no hay mejor opción que preguntar directamente a los responsables de negocio. ¿Qué se espera exactamente de IT? ¿Qué ocurriría si internalizamos a todos los proveedores externos? ¿Cómo sería el Service Desk ideal? Si se pudiera sugerir una única mejora al departamento, ¿cuál sería? La mejor forma de conseguir una conversación fluida y productiva acerca de estos temas fue a través de este juego, que acabamos prolongando más de lo previsto. De hecho quedaron bastantes cuestiones sin tratar, gracias a la gran participación e interés de todos los asistentes, que se “explayaban” en sus opiniones. Incluso llegaron a desplazarse desde Madrid a la sesión, para poder contar con responsables de distintas áreas de negocio y así conseguir una visión más amplia.

Terminamos con una puesta en común en la que surgieron multitud de temas, que sin duda serán de gran ayuda a Ibor Rodríguez, director de sistemas, a la hora de definir su estrategia y diseñar un plan de acción, o simplemente de confirmar que están yendo por buen camino.

Las empresas declaran la guerra a los Maurice Moss

Recientemente lo he podido leer aquí.

Maurice Moss , el “standard nerd” de pelo afro protagonista de la serie británica IT Crowd, ha sido recientemente puesto en la picota por los directivos de las grandes compañías tecnológicas.
Esta circunstancia me proporciona una muy buena oportunidad para postear acerca del perfil competencial deseado en los profesionales de TI (Tecnologías de la Información).
En Gartner elaboraron en su momento una lista con las veinticinco competencias fundamentales que todo profesional de TI debería desarrollar.

Desgraciadamente, una cosa es conocer esas competencias – que no es poco – y otra muy distinta ser capaces de desarrollarlas en nuestros equipos. Pablo Cardona plantea en Paradigmas del liderazgo un modelo general de desarrollo de competencias de gran aplicabilidad, “incluso” en áreas y profesionales de TI.

Lo importante es tener claro que las competencias se desarrollan en un proceso secuencial de tres pasos. Primero debemos captar la información necesaria para poder iniciar el proceso de mejora: esto lo solemos conseguir a través de la formación tradicional. En segundo lugar, resulta imprescindible interiorizar “las consecuencias de las acciones y omisiones”: esto se consigue a través de la metodología ”learning by doing”, usando el taller experiencial o la simulación de negocio con el objetivo de reproducir las situaciones cotidianas a las que debemos enfrentarnos con éxito.

Una vez asimilado todo esto, debemos perseguir  la creación de los hábitos correctos ejercitando nuestra voluntad, ya que las personas enseguida derivamos de manera natural hacia la realización de aquellas actividades y tareas  que más nos gustan. Esta tercera etapa coincide por tanto con la de entrenamiento en la que, convenientemente guiados por un entrenador (coach) y a base de “hacer y hacer”, llegamos a la automatización del hábito: ese momento en el que ya no hay que recurrir a la voluntad para “hacer lo que debemos hacer”.

Instalados en este “nirvana” , habremos conseguido ser competentes y habernos desarrollado personalmente.

¿Qué tal si le damos una oportunidad al bueno de Moss?

Microtraining. ¿Se puede aprender algo en 20 minutos?

Mas del 70 % del aprendizaje en el trabajo se realiza en un ambiente informal y no reglado, como es; en la máquina de café, en conversaciones informales con los compañeros de trabajo, en las redes sociales o en consultas a expertos a través de Internet.

El microtraining se apoya en esta idea, es decir en un enfoque interactivo que asegure que el conocimiento es transferido y absorbido para inmediatamente ponerlo en práctica, esta formación es impartida por expertos en la materia demandada y en segmentos cortos de tiempo que pueden ir desde los 3 a los 30 minutos y pueden realizarse en modo presencial o on line a través de webcast, podcast o plataformas de e-learning.

Los beneficios derivados de esta metodología son:
Ahorro de costes
Mejora del aprendizaje implementado en el puesto de trabajo (ya que se realizan los programas formativos basados en la puesta en práctica inmediata)
Mayor implicación de los alumnos (frente a la sobrecarga de información de la formación tradicional)
Mantener una propuesta de mejora continua empresarial en procesos formativos en tiempo de crisis (debido a su bajo coste)
Apoyo y seguimiento continuo a los alumnos (se mantiene un canal abierto entre alumno y formador)

Debido a los ahorros de costes derivados de esta metodología que vienen básicamente de la eliminación de los costes del análisis y puesta en marcha de los procesos formativos por parte del formador, de la eliminación de costes de desplazamientos tanto de los alumnos como de los formadores y sobre todo de centrar la formación en transferir el conocimiento o habilidad que necesita el alumno en un momento determinado, esto hace que estos procesos formativos puedan llegar a tener unos costes realmente bajos, pudiendo llegar a módulos especializados y concretos a unos 5€ por persona y año. Resulta realmente increíble.

¿será realmente el microtraining la base de los programas formativos del futuro?

Un reto interesante

Acabamos de arrancar un proyecto original, un verdadero reto para la gestión del cambio: motivar a profesores de colegio para que utilicen las TIC en sus actividades didácticas. No se trata sólo de contar qué es youtube o cómo crear podcasts, sino de sugerir cómo utilizar la inmensa potencia de las nuevas herramientas para generar contenidos en sus clases mucho más ricos, actuales y estimulantes para sus alumnos.

Nos vamos a enfrentar a una brecha generacional importante: a los profesores menores de 30-40 años no hay que convencerles, porque ya utilizan el ordenador como una parte cotidiana de su vida. ¿Pero los profesores de 60, que nunca se han acercado a un ratón y que llevan 30 años enseñando historia de la misma manera”¦? Así que en primer lugar se trata de que pierdan el miedo a la tecnología, a no estar a la altura o a ser incapaces de adaptarse. Aunque si esta mujer puede, cualquiera puede…

Y después orientarles sobre cómo crear actividades de forma sencilla, que para los alumnos resultarán una forma mucho más amena de aprender (¿learning by doing?). Para aprender geografía, ¿por qué no hacerles crear un blog, en el que simulen un viaje real por el país, y vayan contando ellos mismos en un post diario los lugares que visitan? Se puede generar en la clase un grupo de micropréstamos en www.kiva.org (y aprovechar para hablar de economía, de otras culturas, de “œsocial entrepreneurship”, organizar eventos para recaudar fondos, presentaciones a otras clases para fomentar la expresión oral, etc). Se pueden organizar trabajos en cooperación con escuelas de otros países, formando equipos internacionales de niños que trabajen con Skype y wikis (y practiquen al mismo tiempo otro idioma, uso de la tecnología, trabajo en equipo, diferentes visiones culturales”¦). Las posibilidades son tremendas. Se aceptan sugerencias.

Página 4 de 512345

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies