Scrum en París (si hay suerte)

Viaje relámpago a París la semana pasada, para apoyar a una empresa madrileña que está defendiendo una propuesta ante una gran compañía francesa. Les exigen gestionar el posible proyecto con scrum, por lo que pidieron nuestro apoyo en la parte metodológica. Una experiencia interesante, 6 horas discutiendo el proyecto y su enfoque con los futuros clientes. Es la primera vez que veo un análisis tan exhaustivo de las distintas ofertas presentadas; menudo power point comparativo había preparado el cliente, para dejar muy claros sus puntos fuertes y débiles respecto a la competencia. Así da gusto.

Paris SCRUMEs curioso que en Francia las mayores empresas empiecen a requerir  scrum como requisito imprescindible para adjudicar un proyecto; allí llevaban más de 2 años gestionando sus desarrollos de esta forma, y ya no conciben otra manera de hacerlo. Y por supuesto en el proyecto Product Owner a tiempo completo para dedicarlo al equipo. ¿¿Para cuándo en España??

A finales de agosto sabremos si hemos pasado el siguiente corte (de la short-list a la short-short list”¦). Crucemos los dedos.

Clientes evangelistas

He recibido un mail de un cliente de esos que hace ilusión leer. Han comenzado hace poco con scrum, y me cuenta que de momento están muy contentos: cliente involucrado, más transparencia en la comunicación, son más conscientes de hasta dónde se pueden comprometer, entregan rápido, etc. De todas las ventajas que le está encontrando, una de las que me cuenta es: “œinvierto mucho menos esfuerzo en gestión, y sin embargo tengo la sensación de tenerlo todo más controlado, de saber mucho mejor dónde estamos realmente”. Estupendo.

Contrasta fuertemente con otro cliente en el que toda la empresa está empujando hacia la gestión ágil, excepto el “œtop management” que sigue anclado en modelos de gestión prehistóricos (ejemplo gráfico, al mismo tiempo que se extiende scrum en la empresa, les instalan máquina de fichar para asegurarse de que nadie debe cinco minutos a la semana”¦).

¿Les hago comer juntos un día? La “evangelización” por parte de clientes conversos tiene mucha más fuerza que si yo, en plan consultor externo, intento convencerte de que lo intentes. En los eventos de la comunidad ágil en España (por cierto, próximo Agile Open Spain en Pamplona el 17-18 de junio) tenemos a mi juicio un porcentaje demasiado alto de convencidos, y demasiado bajo de curiosos. La mayor parte de los que asistimos creemos en esta manera de hacer las cosas, nos retroalimentamos, aprendemos unos de otros”¦ pero no llegamos a la mayoría de empresas que funcionan con sistemas clásicos. Si consiguiéramos establecer foros en los que empresas que han adoptado exitosamente el agilismo conversaran libremente con empresas instaladoras de máquinas de fichar, el impacto sería mayor. A ver si para el próximo congreso de Agile Spain en octubre convenzo a algún escéptico de que me acompañe. Hagamos todos lo mismo.

El AbreDatos y el mundo real

Acaba de celebrarse una nueva edición del desafío AbreDatos; si sabes lo que es puedes saltarte el párrafo siguiente, porque lo voy a explicar…

Es un concurso. Formas un equipo. Tienes 48 horas – un fin de semana – para desarrollar una aplicación que utilice datos públicos (de un ayuntamiento, de un ministerio, etc. que proporcione algún tipo de datos en formato digital). Objetivo: como ellos mismos dicen en su web, “generar debate en torno a la necesidad de que los organismos públicos proporcionen sus datos de forma accesible para permitir su uso y reutilización por parte de los ciudadanos”. Si alguna vez has usado la aplicación DNDzgz para saber cuándo llega tu próximo autobús, fue desarrollada en el AbreDatos del año pasado.
A lo que iba. Grupos de 3-4 personas son capaces de desarrollar en un finde cosas innovadoras. Seguro que en este momento hay en España muchas empresas que llevan semanas tratando de entregar proyectos más sencillos. ¿Exagero? Quizá, por darle efecto dramático. Pero no tanto.
Para mí el AbreDatos demuestra el potencial de un equipo pequeño, multidisciplinar, autoorganizado y MOTIVADO. ¿Suena de algo? Se hace por amor al arte, gratis, por aprender, por el placer de crear algo útil (y por meter caña a las administraciones). Falta de sueño, la presión del tiempo, y a pesar de eso la mayor parte de los equipos consiguen terminar. Si trabajáramos siempre así, el mundo sería un lugar diferente. Vale que me estoy cargando el famoso “ritmo sostenible”, esta intensidad no se puede mantener mucho tiempo. Pero la diferencia entre cómo los equipos de AbreDatos se levantan ese sábado, y cómo has empezado a trabajar tú esta mañana es… ¿abismal? Excepto para un pequeño porcentaje de privilegiados, sí. Las razones pueden ser muy variadas, visto desde fuera se me ocurren algunas:
  • en AbreDatos eliges a tu equipo. Trabajas con gente que te gusta, y que quiere trabajar contigo
  • tú decides el objetivo. Construyes lo que quieres construir
  • tú decides la intensidad de tu trabajo. Puedes dormir 8 horas, no dormir, irte de tapas o comer un bocata en el PC
  • el resultado es público, el reconocimiento también
  • recibes apoyo constante en redes sociales de gente que está viendo el progreso de tu trabajo. Muy distinto a tener un informe de seguimiento quincenal con el cliente…
  • el plazo es acotado: el domingo a las 23:59 se acaba sí o sí. No hay posibilidad de procrastinar ni eternizar el resultado. O está o no está
Dudo que algún equipo de AbreDatos haya comenzado definiendo un documento de requisitos, una planificación detallada por fases y haya previsto un formulario de gestión de cambios de alcance para los cambios de idea. Tienes que ser un equipo ágil por definición, por supervivencia. Como decía Herb Kelleher “Tenemos un plan estratégico. Se llama hacer cosas”.
La vida no es un AbreDatos. Pero podríamos hacer algo para que se pareciera un poco más.

Scrum no funciona

Agile ITEstamos colaborando en el Máster Universitario en Ingeniería del Software de la UPM, reforzando sus conocimientos de scrum. En la sesión de la semana pasada tuvimos que salir al pasillo para formar grupos y construir la ciudad con Lego, para casi todos ellos era su primer contacto “físico” con un proyecto scrum. Y lo pillaron sorprendentemente rápido, a pesar de que mis explicaciones en inglés rozaban el espanglish en ocasiones.

Sin embargo, en las reflexiones posteriores me sorprendió algún comentario tipo “yo he estado en dos empresas que trabajaban con scrum y no funcionaban. El equipo no se ponía de acuerdo, había luchas de egos, y si no hay alguien que tome las decisiones no se hace nada”.

Hay un mundo entre decir comercialmente que “usas scrum”, y tener un equipo ágil. Una enorme diferencia. Y lo peor es que genera la sensación de que scrum no funciona. Cuando lo único que estás haciendo es desarrollo en cascada iterativo con post-its en las paredes, mientras el equipo sigue anclado en los valores de toda la vida, luego nos sorprendemos de que “scrum no funcione”. Pregunté el nombre de las dos empresas que hacían fake-scrum, pero no conseguí sonsacarle; eso sí, al parecer ni siquiera tenían scrum masters…

Ser ágil no es obligatorio. Las empresas han sobrevivido muchos años sin serlo. Así que por favor, si no has entendido en qué consiste, y no quieres contratar a nadie para que te ayude a dar el salto, no digas que lo eres.

Promoción Agile Coaching

Hemos empezado el año generosos y con la voluntad de propagar los beneficios de las metodologías ágiles allá donde quieran oirnos. Aunando estos dos hechos, hemos sacado a la calle la promoción que te presentamos a continuación:

Del 15 de Enero al 15 de Febrero podrás contratar nuestros servicios de coaching ágil a precios muy reducidos ¿Cuál es tu caso?

– Si ya has empezado a trabajar con Scrum pero te siguen surgiendo algunas dudas…puedes contratar los servicios de un experto en scrum que se desplazará a tus oficinas y te ayudará a mejorar los puntos que necesites. ¿Tienes problemas con las retrospectivas? ¿Dificultades a la hora de estimar? ¿No sabes cómo trasladar tu nuevo enfoque a tus contratos de siempre? ¿El gerente de la empresa necesita un “baño ágil” para entender por qué habéis llenado las paredes de post-its? ¿Te vendría bien una mano para explicar tu nuevo método a tus clientes finales? Utilízanos para mejorar tu proceso por un precio jornada muy reducido ( jornadas de consultoría e introducciones breves a la metodología).

 – Si, por el contrario, aún no te has lanzado a gestionar tus proyectos con esta metodología y estás interesado en formación específica + acompañamiento en tu primer proyecto con Scrum…quizás te interese nuestra propuesta Fast Track to Scrum que incluye formación inicial para todo el equipo y acompañamiento en vuestro primer proyecto con Scrum.

Para más información, podéis enviarnos un correo a info@pragmatic.es o llamarnos al 902021012.

Página 1 de 41234

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies